BIEN FRÍO

Ajoblanco, un plato muy tradicional andaluz cuando aprieta el calor

Una forma muy original de servir el ajoblanco. (Foto: The Spanish Food/Flickr)
Una forma muy original de servir el ajoblanco. (Foto: The Spanish Food/Flickr)
Las sopas frías son muy socorridas en verano, en especial el gazpacho y el ajoblanco que tiene en común con el primero el aceite, el ajo y el pan del día anterior.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Los ingredientes

- 250 gramos de miga de pan del día anterior
- 100 gramos de almendras crudas y peladas*
- 4 dientes de ajo
- 1 vaso grande de agua fría
- 4 cucharadas de aceite de oliva
- un chorrito de vinagre
- sal, al gusto
- 12 uvas moscatel peladas

La preparación

Poner el pan en remojo.

Triturar en la batidora el pan no demasiado escurrido, los ajos, las almendras, el aceite -echado poco a poco como para mahonesa-, un chorro de vinagre y el agua.

Si la sopa no queda totalmente fina, se puede pasar por el pasapurés.

Enfriar al menos una hora en la nevera.

Antes de servir se rectifica de sal y se decora con las uvas peladas y sin pipas.

* Para pelar fácilmente las almendras conviene escaldarlas un momento en agua hirviendo.
 

Sirva el ajoblanco en vasos en lugar de cuencos de barro o simples platos soperos. Quedará a la última.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS