SANO RELLENO

Calabacines con tomate, queso y anchoas, y una salsa riquísima

Los calabacines se pueden consumir en crudo, en crema, estofados con otras verduras o rebozados. (Foto: Pixabay)
Los calabacines se pueden consumir en crudo, en crema, estofados con otras verduras o rebozados. (Foto: Pixabay)
Cada vez se utilizan más los calabacines en las dietas de adelgazamiento por su carencia casi total de grasas y por su gran contenido en agua.
Los ingredientes

- 4 calabacines medianos
- 1 lata de anchoas en aceite
- 2 tomates
- 2 cucharadas de mantequilla
- el zumo de un limón
- 5 cucharadas de queso rallado mantecoso
- pimienta negra

La preparación

Lavar y secar los calabacines y meterlos en agua con sal hirviendo durante unos diez a quince minutos hasta que estén tiernos.

Escurrir y cortar en cuatro rodajas longitudinales formando un abanico, quedando unidas en una de las puntas del calabacín.

Rellenar entre rodaja y rodaja con lonchas finas de tomate pelado, espolvoreado con tomillo y un poco de queso rallado.

Colocar en una fuente refractaria y meter al horno precalentado hasta que se derrita el queso.

Escurrir entre tanto los filetes de anchoa y machacarlos en un mortero hasta formar una pasta a la que se le añade la mantequilla blanda, el zumo de un limón y un poco de pimienta negra.

Poner en un bol y calentar al microondas sin que llegue a cocer la mantequilla.

Rociar los calabacines recién sacados del horno con esta mezcla de mantequilla de anchoas y servir de inmediato.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS