DULCES O SALADOS

Cómo hacer crepes en casa, la receta más fácil al alcance de todos

Cómo hacer crepes en casa, tanto dulces como salados. (Foto: Envato)
Cómo hacer crepes en casa, tanto dulces como salados. (Foto: Envato)
¿Cómo hacer crepes salados? ¿Cómo hacer crepes dulces? La receta es bien sencilla y con ingredientes que todos tenemos en casa.
Hacer crepes en casa es muy sencillo. Los crepes son unas tortas muy finas que pueden servirse de mil formas. Saladas o dulces lo cierto es que muchos se rinden a los encantos de hacer crepes en casa. 

Para hacer crepes en casa solo hay que mezclar ingredientes muy básicos: harinas, huevos leche... El truco es hacerlo es una sartén para crepes o en su defecto una sartén antiadherente. También hay que tener claro que si se opta por hacer crepes dulces también se puede añadir un aromatizador en la masa, como la vainilla, o si optamos por hacer crepes salados podemos incluir algún tipo de especia. 

Ingredientes para hacer crepes en casa

2 huevos
150 g de harina
250 ml de leche
1 cucharada de azúcar
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
1 pizca de sal
Aceite de oliva virgen extra para engrasar la sartén

Elaboración para hacer crepes en casa

Hacer crepes en casa es muy fácil. Simplemente hay que introducir todos los ingredientes en una batidora o robot de cocina y obtener una masa líquida sin grumos. Es recomendable dejar la masa en la nevera al menos una hora. 

¿Cómo cocinar crepes en casa?

Una vez que la masa de crepes ha reposado lo suficiente, removemos la masa con una textura para que se vuelvan a mezclar todos los ingredientes. Si vemos que está muy espesa podemos añadir un poco de leche. 

A partir de ahí, engrasamos con un poco de aceite (hay quien también lo hace con un poco de mantequilla) la sartén para crepes o la sartén antiadherente donde vayamos a hacer los crepes. Cuando esté bien caliente, añadimos un poco la masa y movemos para que llegue a todos los extremos de la sartén.

Cuando los bordes empiecen a dorarse, damos la vuelta a la masa. Normalmente, el primer crepe se desecha ya que tiene demasiada grasa y no queda bien. A partir de ahí, podemos rellenar con lo que queramos nuestros crepes. De jamón y queso; de rúcula, queso, salmón ahumado y limón.... o si queremos crepes dulces podemos optar por incluir manzana y canela, nocilla o nutella, dulce de leche... etc. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS