Cómo hacer sopa de Galets

Galets rellenos de carne para verter en el caldo. (Foto: Wikimedia)
Galets rellenos de carne para verter en el caldo. (Foto: Wikimedia)
La sopa de Galets es un plato muy típico del día de Navidad, pero podemos plantearnos este plato prácticamente para cualquier momento.
Los Galets es esa pasta en forma de caracola que podemos encontrar de varios tamaños. Solo un dato, la más grande es siempre la más fácil de rellenar, pero eso es algo que forma parte de tu decisión, vamos a ver cómo prepararla.

Ingredientes

Vamos a empezar conociendo todos los ingredientes que vamos a usar en nuestra sopa, son los siguientes:
  • Galets o caracolas gigantes, unos 12.
  • 350 gramos de carne picada, que puede ser de cerdo o ternera.
  • 1 huevo.
  • Caldo de pollo.
  • Pan remojado en leche.
  • 2 dientes de ajo.
  • Perejil picado.
En total, vamos a tardar aproximadamente una hora en dejarla lista, lo que equivale a una receta muy sencilla de hacer, ¡manos a la obra!

Cómo hacer la sopa

Lo primero que vamos a hacer es preparar el caldo de pollo, esto lo podemos hacerlo antes o incluso tenerlo preparado congelado desde antes. Te recomendamos que lo hagas así para organizarte mejor.

Vamos a mezclar la carne picada, el huevo, el ajo, el pan y el perejil. Con esta mezcla es con lo que vamos a rellenar los Galets después. Esto lo podemos hacer con la ayuda de una cuchara, cuando ya lo tenemos bien mezclado, aunque podemos hacerlo con las manos.

El caldo que ya tenemos previo lo ponemos al fuego y, cuando rompa a hervir, es el momento de ir añadiendo los Galets rellenados previamente, muévelo con cuidado para que no se deshagan y lo dejas cocer durante unos 15 o 20 minutos. Si te gusta la pasta al dente, lo mejor es servirlo cuanto antes.

Consejos a la hora de hacer la sopa

Este es un plato tradicional en Navidades, pero podemos hacerlo en cualquier momento, podemos acompañar con escudella catalana, que viene a ser lo más común y es como una especie de cocido.

Ten en cuenta que los Galets son grandes, por lo que no debes hacer muchos, solo la cantidad necesaria para las personas que vamos a ser en cada momento.

Cómo decíamos, hay de muchos tamaños, para una facilidad mayor, los Galets más grandes son los mejores, aunque tiene que ver mucho con tus gustos.

Otra cosa a tener en cuenta es que la receta puede variar en cuanto a ingredientes, por lo que puedes adaptar gustos y sabores.
Hay gente que aconseja cocer antes los Galets, pero esto hace que se pongan excesivamente blandos y sea más difícil rellenarlos y mezclarlos con el caldo para hacer la sopa.

Puedes hacer el caldo si quieres, ten en cuenta que este debe ser contundente, preparado a base de verduras, ave o carne. Puedes enriquecerlo también con butifarra negra o blanca, tocino u oreja de cerdo, entre otras cosas.

Este es un plato que tiene una gran cantidad de calorías, por eso es por lo que viene tan bien con un clima frío.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS