OJO CON LOS DIENTES

Deliciosa piña rellena, al horno, y con sorpresa de Nochevieja

Las piñas son un buen postre en días de fiesta. (Foto: Pixabay)
Las piñas son un buen postre en días de fiesta. (Foto: Pixabay)
La elaboración se puede aligerar muchísimo -aunque el sabor no será el mismo- rellenando las mitades de piña con la carne de ésta, mezclada con una lata de macedonia de frutas.
Los ingredientes

- una piña grande
- tres kiwis
- un mango
- tres plátanos
- una lata de uvas peladas sin pipos
- una lata de gajos de mandarina
- dos cucharadas de ron
- el zumo de un limón
- 125 gramos de azúcar
- tres claras de huevo

La preparación

Partir la piña por la mitad en sentido vertical y vaciarla con un cuchillo afilado sin que se rompa la piel. Cortar la pulpa que se saque en trozos medianos. (Si hay partes duras, quítelas).

Pelar los kiwis y cortarlos en trocitos. Pelar los plátanos y cortarlos en rodajas gorditas, partirlas por la mitad y rociarlas con zumo de limón.

Pelar el mango y cortarlo en cuadraditos.

Mezclar todas las frutas incluyendo las uvas y los gajos de mandarina.

Rellene las dos mitades de piña.

Ponga en un cazo el azúcar con más o menos medio vaso de agua y el hueso del mango. Deje hervir durante unos minutos.

Saque el hueso de mango, añada el ron y reparta el líquido sobre las mitades de piña. Esconda una pequeña sorpresa como una moneda o un cerdito de la suerte, envueltos en papel de aluminio o film transparente en una de las mitades*. Métalas en la nevera para que se enfríen.

Antes de servirlas, monte en un cuenco las claras a punto de nieve muy firme y cuando empiecen a subir añádales una pizca de azúcar.

Cubra las dos mitades con la clara de huevo y métalas en el horno precalentado para que se dore un poco. Servir de inmediato.

* Importante: avise en el momento de servir que el postre lleva sorpresa no se la vayan a tragar o estropearse la dentadura con un mordisco en falso.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS