MUY SANAS

Lentejas estofadas, bien consistentes pero sin carne ni grasa

Hay muchas clases de lentejas. Atrévase con unas diferentes a las de siempre. (Foto: Pixabay)
Hay muchas clases de lentejas. Atrévase con unas diferentes a las de siempre. (Foto: Pixabay)
Las lentejas no siempre tienen que llevar morcilla o chorizo u otras viandas. Solas, con unas verduras y bien condimentadas son mucho mas digestivas, apenas engordan y están buenísimas.
Los ingredientes

- 250 gramos de lentejas
- 1 cebolla
- 2 o 3 dientes de ajo
- 1 tomate
- 1 zanahoria
- 1 hoja de laurel
- 4 cucharadas de aceite de oliva
 - 1 cucharada rasa de harina
- un poco de pimentón dulce al gusto
- sal al gusto
- un litro y medio de agua de agua hirviendo

La preparación

Poner las lentejas en remojo la noche anterior o unas horas antes de cocinarlas.

Pelar y picar la cebolla y los ajos, el tomate y la zanahoria.

Echar el aceite en una olla y sofreír todos los ingredientes excepto las lentejas y el laurel. Tapar, bajar el fuego y dejar unos cinco minutos removiendo de vez en cuando.

Añadir el laurel y las lentejas, remover y agregar el agua hirviendo que cubra bien todos los ingredientes.

Echar sal al gusto y cocer, removiendo de vez en cuando, hasta que las lentejas estén tiernas.

Calentar dos cucharadas de aceite en una sartén pequeña y echar la harina. Cuando esté ligeramente tostada, incorporar el pimentón dulce y retirar del fuego. Echar sobre las lentejas, remover bien y cocinar unos minutos.

Servir bien calientes acompañadas de pan recién horneado.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS