ATÚN ASALMONADO

Un pastel de pescado delicioso, que cunde y es fácil de preparar

Se toma en frío, servido sobre un lecho de canónigos y acompañado de mahonesa o salsa rosa. Si sobra, se puede congelar y usar en otra ocasión para untar sobre tostadas o galletas saladas.
 Los ingredientes

- Una taza y media de bechamel espesa preparada con leche y un poco del jugo de la lata de pescado
- 3 latas de 190 gramos de bonito al natural asalmonado
de ALBO
- 5 o 6 cucharadas soperas de tomate frito con albahaca
- 6 huevos tamaño normal (clara y yema)
- un poco de pimienta negra recién molida
- 1 sobre de salmón ahumado en lonchas finas
- unas alcaparras
- 1/2 bolsa de canónigos o hojas variadas de lechuga
- margarina para el molde
- pan rallado

- Un molde rectangular, profundo, desmontable y antiadherente. 

Si no dispone de un molde alargado antiadherente y desmontable, forre el que tenga con papel de aluminio. Untar muy bien con margarina -sobre todo por los rincones- y espolvorear con pan rallado para que no se pegue el pastel de pescado.

La preparación

Abrir las latas y escurrir el jugo de dos de ellas, el tercero se utiliza para dar sabor a la bechamel.

Preparar un tazón y medio de bechamel no muy líquida con leche y con el jugo de pescado. Agregar el tomate para darle color asalmonado. 

Desmigar el atún asalmonado con un tenedor e incorporar en la bechamel ya retirada del fuego.

Batir los huevos en un bol grande e icorporar la masa de bechamel y atún asalmonado.

Echar la masa en el molde y meter éste en una fuente grande con agua para que el pudding se haga al baño maría.



Meter al horno a 180 grados durante unos 30/40 minutos -según el horno-. Cuando el pudding se dore cúbralo con papel de aluminio.

Puede pincharlo en el centro para ver si está hecho. Tampoco debe de resecarse. Sacar del horno y dejar reposar hasta que se temple.

Servir desmoldado sobre una fuente, cubrir de lonchas de salmón y rodear con canónigos o con hojas de lechuga.

Decorar con un huevo duro rallado, unas alcaparras y rodajas finas de limón.

Servir con mahonesa o salsa rosa.

Se puede preparar hasta con tres días de adelanto, bien tapado y no se decora hasta llevarlo a la mesa.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS