CON PIMENTÓN DE LA VERA

Patatas revolconas con torreznos, chorizo y huevo frito

Un plato sencillo, económico y sabroso. (Foto: A. K. )
Un plato sencillo, económico y sabroso. (Foto: A. K. )
También reciben el nombre de "meneás". El contraste de texturas entre el crujiente de los torreznos incrustado en la masa caliente de la patata es una de características de este plato tradicional castellano.
Los ingredientes

- 4 patatas grandes
- 4 dientes de ajo
- taquitos de panceta
- unas lonchas gorditas de chorizo
- 1 huevo por persona
- 1 cucharada de pimentón (preferentemente pimentón dulce de la Vera que le da su color característico)
- 2 hojas de laurel
- un poco de aceite de oliva
- sal

La preparación

Pelar las patatas, lavar, partir en rodajas y cocer en poca agua con laurel y sal.

Una vez cocidas, sin quitar el agua, se aplastan con un tenedor hasta conseguir una masa bastante uniforme aunque con algún tropezón de patata.

Freír los torreznos en una sartén. Una vez fritos se retira y colocan sobre papel de cocina. Hacer lo mismo con las lonchas de chorizo.

Se añade un chorrito de aceite a la sartén y se sofríe el pimentón al gusto (sin freirlo) y el ajo muy picado.

Echar el sofrito y la mitad de los torreznos sobre las patatas y mezclar bien.

Servir las patatas revolconas con un huevo frito y decorados con el resto de los torreznos y chorizo incrustados en el puré.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS