Receta de Stollen, el pan dulce alemán de Navidad

Stollen receta alemana tradicional de Navidad. (Foto: Freepik)
Stollen receta alemana tradicional de Navidad. (Foto: Freepik)
La Navidad es una de las épocas del año más propicias para la preparación de platos salados y dulces que se comparten en una cena especial con la familia y los amigos.
Uno de ellos es el Stollen, un pan dulce de origen alemán que es delicioso, perfecto para el disfrute de niños y adultos.

Este dulce navideño es oriundo de la ciudad alemana de Dresden y ofrece una variedad de aromas irresistibles con las que se impregnan las casas en Navidad.

Stollen ¿qué es exactamente?

Stollen es el nombre que recibe un pan dulce perfecto para compartir en Navidad, el cual se hace con una masa poco alveolada y densa, que se aromatiza con cítricos, ron y se acompaña con frutas confitadas, ciruelas pasas, orejones y almendras.

La forma que tiene este pan dulce es alargada y se recubre con una capa de azúcar glas o una glaseada densa. Hoy en día puedes encontrar moldes especiales para este pan y tiene la particularidad de que se puede conservar en perfecto estado por un plazo hasta de cuatro semanas.

¿Qué se necesita para prepararlo?

La receta del Stollen requiere una serie de ingredientes como 50 gramos de almendras previamente tostadas y peladas, 100 gramos de uvas pasas, 50 gramos de piel de naranja confitada, 50 mililitros de ron, 75 mililitros de leche, 10 gramos de levadura seca, 40 gramos de miel, 400 gramos de harina común y una cucharadita de impulsor químico.

También necesitas media cucharadita de sal, ralladura de limón, un huevo, una yema, azúcar glas y 220 gramos de mantequilla. Todos estos ingredientes deben estar a una temperatura ambiente.

Pasos para elaborar el pan Stollen de Navidad

Lo primero que debes hacer es picar la piel de naranja confitada y las almendras, mezclándolas en un bol con el ron y as uvas pasas. Tapa esto y déjalo reposar mientras haces la masa.

Calienta la leche hasta que quede tibia y agrega la levadura junto con la miel, mezclando hasta que se disuelva por completo. Añade 100 gramos de harina, mezcla y tapa esto para dejarlo reposar 10 minutos.

Coge la harina que resta, la sal y el impulsor químico y mezcla todo en un bol grande. Después agrega la primera mezcla con la levadura, la yema, el huevo y 100 gramos de mantequilla blanda. Amasa todo esto hasta que logres integrarlos por completo.

Vierte harina sobre la encimera para volcar en ella la masa. Sigue amasando e incorpora 100 gramos más de mantequilla hasta que la mezcla tenga elasticidad. Luego coloca la masa en un bol y cúbrelo con un paño para dejarlo en reposo por una hora. Llegará al doble de su tamaño.

Calienta el horno a 220 grados centígrados, vuelca la masa en la encimera y comienza a estirarla, añadiendo las almendras, las frutas y amasando para que se incorporen bien.

Dale una forma ovalada y alargada a la masa, colócala en una bandeja de horno con el papel vegetal.

Después reduce la temperatura del horno a 180 grados centígrados y coloca a hornear la masa en 40 o 45 minutos, cuando quede dorado y su tamaño haya incrementado.

Retira el pan del horno y pincélalo con los 20 gramos de mantequilla restante derretida y espolvorea el azúcar glas sobre esto. Déjalo que se enfríe bien antes de su consumo.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS