Platos salados con fresas

De la huerta al plato: Platos salados con fresas

Compartir en:
Las fresas no solo se utilizan en postres, sino que también son un ingrediente versátil para recetas saladas con fresas.

Son ricas en vitamina C y antioxidantes, lo que las hace una opción muy saludable. Además, aportan frescura y color a tus platos. A continuación, te proponemos algunas recetas saladas con fresas que seguramente te encantarán.

Recetas destacadas con fresas: Espárragos y ensaladas

Las fresas no solo son deliciosas en postres, también brillan en platos salados. Aquí te presentamos dos recetas frescas y fáciles: espárragos con fresas y aguacate y una ensalada con fresas y salsa de mostaza y miel. Estas combinaciones te sorprenderán por su sabor y colorido.

Espárragos con fresas y aguacate

Esta receta es ideal para una comida refrescante y ligera. Necesitarás espárragos, fresas, aguacate, queso curado, cebolla morada, brotes, aceitunas negras, aceite de vainilla, aceite de oliva virgen extra, vinagre balsámico de Módena, pimienta negra, romero, naranja y sal.

Primero, cuece los espárragos y déjalos enfriar. Corta las fresas y el aguacate en trozos pequeños. Combina todos los ingredientes en un bol grande y añade los brotes, la cebolla morada y las aceitunas negras. Aliña con aceite de vainilla, aceite de oliva y vinagre balsámico. Finalmente, añade pimienta negra, romero, ralladura de naranja y sal al gusto.

Ensalada de fresas con aderezo de mostaza y miel

Otra opción deliciosa es esta ensalada con fresas y una vinagreta de mostaza y miel. Necesitarás lechuga variada, fresas, queso feta, nueces, pan de molde, hierbabuena, aceite de oliva virgen extra, mostaza, miel, vinagre de Jerez, cebollino, sal y pimienta negra.

Corta las fresas y el queso feta en cubos pequeños. Tuesta el pan y córtalo. Combina la lechuga con las fresas, el queso feta, las nueces y los dados de pan. Para el aderezo, mezcla aceite de oliva, mostaza, miel y vinagre de Jerez. Añade cebollino picado, sal y pimienta negra. Aliña la ensalada justo antes de servir.

Platos principales sorprendentes con fresas

Las fresas pueden transformar tus platos principales en experiencias culinarias únicas.

Lentejas con fresas

Esta receta de lentejas con fresas es original y muy nutritiva. Necesitarás lentejas pardinas, cebolla, ajo, jengibre, comino, pimienta negra, sal, aceite de oliva virgen extra, fresas, cebolleta, aguacate, nueces, vinagre de Módena, aceite de sésamo, espárragos verdes y queso parmesano (opcional).

Cuece las lentejas con cebolla, ajo, jengibre, comino, pimienta negra y sal. Mientras tanto, corta las fresas, la cebolleta y el aguacate en pequeños trozos. Saltea los espárragos verdes hasta que queden tiernos.

Mezcla las lentejas cocidas con las fresas, la cebolleta, el aguacate, las nueces y los espárragos. Aliña con aceite de oliva, vinagre de Módena y aceite de sésamo. Puedes añadir queso parmesano rallado si lo deseas.

Bacalao ahumado con fresas

El bacalao ahumado con fresas es una combinación sorprendente y deliciosa. Vas a necesitar bacalao ahumado, fresas, aceite de oliva virgen extra, vinagre balsámico, pimienta negra y eneldo fresco.

Corta las fresas en láminas finas. Coloca el bacalao ahumado en un plato y distribuye las fresas por encima. Aliña con aceite de oliva virgen extra y un toque de vinagre balsámico. Añade pimienta negra y eneldo fresco para darle un toque especial.

Disfruta de estas recetas saladas con fresas y sorprende a tus amigos y familiares con estas combinaciones únicas y deliciosas.

Compartir en: