Se trata de un restaurante Michelin en un pueblo muy pequeño. (Foto: Instagram)

Un restaurante estrella Michelin en un pueblo de 60 habitantes

Compartir en:
Ya conocemos la experiencia gastronómica en sí misma, y es que al disfrutar de un buen restaurante, no solo la cocina y la técnica son importantes, sino también el servicio y el entorno. 

A menudo pensamos que en la ciudad podemos encontrar de todo, y no nos equivocamos, pero es difícil encontrar el encanto de los pequeños rincones escondidos sin salir de la urbe. Y si buscamos una comida de alta calidad, en Daroca de Rioja, un pequeño pueblo a pocos kilómetros de Logroño, encontramos una propuesta muy interesante.

Las Estrellas Michelin que avalan la calidad de un lugar se encuentran en todo el mundo, tanto en las avenidas más conocidas como en los pueblos más remotos y solitarios, como en este pequeño municipio de La Rioja con solo 56 habitantes, donde descubrimos un restaurante con una estrella Michelin, una estrella verde y dos soles en la Guía Repsol.

En la ladera norte de la Sierra de Moncalvillo, a menos de 14 minutos de la capital riojana, se encuentra el restaurante Venta Moncalvillo, donde el entorno natural privilegiado es la principal fuente de ingredientes.

"Nuestra huerta, cultivada de manera respetuosa con el medio ambiente por la familia Echapresto, es el pilar fundamental de nuestro menú", presumen desde este restaurante riojano.

En Venta Moncalvillo podemos disfrutar de tres menús degustación: 'Raíces' por 110 € con opción a maridaje por 65 €, 'Hojas-flores' por 110 € con selección de vinos opcional por 65 € y 'Frutos' con un precio de 130 € y opción a maridaje por 90 €.

Mientras que el primer menú nos permite "conocer la cocina tradicional y honesta de pueblo, basada en productos y guisos...", el segundo menú es una propuesta vegetariana que nos lleva a un recorrido por la huerta y el entorno del monte Moncalvillo.

Por su parte, 'Frutos' es la experiencia gastronómica más completa, centrada en la creatividad y en el origen de los productos, basada en la cocina contemporánea y el conocimiento culinario.

Las pochas con bacalao, salmonetes y puerros, cocochas y guisantes con pil pil de romero o el cuello de cordero y cebolla asada son algunos de los platos que deleitan en Venta Moncalvillo.

"La carta de vinos de Venta Moncalvillo busca hacer que el cliente saboree la geografía vinícola y las denominaciones de origen a nivel mundial", afirman desde el restaurante, donde podemos encontrar una selección de 1500 referencias del panorama vitícola internacional.

Aunque los vinos de La Rioja son los protagonistas en Venta Moncalvillo y tienen una presencia destacada en la bodega, también se pueden encontrar referencias de los cinco continentes.
Compartir en: