MUY ECONÓMICO

Un sencillo plato al horno de puré con tomate y ricas albóndigas

Las albóndigas dan menos trabajo del que parece. (Foto: Amber DeGrace/Flickr)
Las albóndigas dan menos trabajo del que parece. (Foto: Amber DeGrace/Flickr)
Sabrá más rico si el puré se prepara como toda la vida, pero en un caso de apuro también vale el de sobre. Las albóndigas se preparan sin complicación.
Los ingredientes

- 1/2 kilo de patatas
- 1/4 litro de leche entera
- sal y pimienta
- una pizca de nuez moscada
- 50 gramos de mantequilla
- 2 tomates medianos
- 500 gramos de carne picada
- 1/2 cebolla
- un poco de pimentón
- 3 cucharadas de aceite de oliva
- 50 gramos de queso rallado
- 1 cucharada de perjil picado

La preparación

Cocer las patatas sin pelar. Escurrir, dejar enfriar un poco y pelar. Calentar la leche con un poco de sal y nuez moscada.

Pasar las patatas por el pasapuré y mezclar con la leche caliente y la mantequilla en copos batiendo con unas varillas metálicas.

Pelar los tomates y cortar en dados. Agregar al puré y verter la mezcla en una fuente de horno untada con mantequilla.

Precalentar el horno.

Picar la cebolla y mezclar con la carne picada, el pimentón, sal y pimienta. Formar bolitas del tamaño de albóndigas tradicionales.

Freír las albóndigas en aceite muy caliente hasta que estén bien doradas. Colocar sobre el puré y regar con un poquito del aceite de freír.

Espolvorear con queso rallado y meter al horno durante unos 15 minutos hasta que se derrita el queso.

Echar un poco de perejil por encima y llevar bien calentito a la mesa.
 
- Utilice nuestro buscador de recetas por ingredientes en la parte inferior de la portada de  .
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS