Socca la crepe sana de harina de garbanzos

Plato de socca en un plato en un restaurante de Niza. (Foto: Wikimedia)
Plato de socca en un plato en un restaurante de Niza. (Foto: Wikimedia)
La socca es un pan plano o crepe elaborada a base de harina de garbanzos tradicional en el sur de Francia y originaria de la Costa Azul.
Su simpleza la convierte en un auténtico lienzo para crear bocadillos exquisitos, aunque por si sola la socca destaca por su delicioso sabor. Se considera un producto vegano libre de gluten y bajo en calorías, así que es segura para comensales con ciertas restricciones alimenticias.

Historia detrás de la Socca

Visitar Francia tiene una importante carga gastronómica que vale la pena descubrir y si pasas por la ciudad de Niza la socca es un referente obligado. Esta crepe forma parte de los platos tradicionales de la ciudad y hoy es considerada un valor cultural del lugar.

La crepe representa en sí misma una de las cartas de presentación de Francia, pero la socca tiene una textura tan particular que resalta la cremosidad y el alto porcentaje de fibra que le aporta la harina de garbanzos.

Se trata de un plato sencillo y muy tradicional que se prepara con harina de garbanzos, este alimento se consume desde hace más de 8000 años en Egipto, Mesopotamia y el Medio Oriente. A los árabes se les atribuye la genialidad de freír mezclas con esta harina.

En Niza se dio a conocer porque era preparada por fabricantes de harina, su uso inicial fue para vendérselas a pescadores cuando regresaban de la faena. Nació como un plato callejero y barato, pero este carácter en nada desmerece su sabor.

La socca goza de amplia popularidad en cada rincón de Niza y hoy la disfrutan lugareños y turistas para acompañar el almuerzo o como protagonista de un bocadillo para llevar.

¿Cómo preparar socca?

La preparación de esta crepe carece de misterios solo necesitas dos ingredientes básicos: harina de garbanzos y agua, ya con esto tienes una masa básica, pero si deseas hacerla mucho más sabrosa lo mejor es agregarle aceite de oliva y un toque de sal y pimienta.

Una vez que la masa está homogénea se deja reposar durante unos 20 minutos y ya estará lista para usar. Si quieres realizarlas tal como dicta la tradición, debes colocar tu sartén en el horno a unos 202 ºC una vez que esté caliente agrega una porción de mezcla espárcela y la dejas en cocción.

Sabrás que está lista cuando sus bordes empiecen a dorarse, normalmente, no es necesario voltearlas y después de 8 minutos estará totalmente cocinada.

Si prefieres una versión más rápida puedes preparar la misma mezcla y cocinarla en una sartén tapada y en unos 15 minutos tendrás una socca perfecta. Normalmente, se sirve en triángulos y su textura por fuera suele ser crujiente, mientras por dentro es suave y blanda. 

Al final se obtiene un alimento muy versátil que se puede rellenar con dulce o entremeses salados. La verdad combina con lo que quieras: carnes, verduras, hummus, aguacate, hongos, mermeladas y hasta chocolate ¡Todo le va bien!
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS