CON ALBAHACA

Sopa fría de sandía con tomate y yogur, ideal para los calores

No sólo refresca sino que además no engorda y no tiene dificultad a la hora de prepararla. Sólo se necesita de un tiempo de reposo para que los ingredientes desarrollen su sabor.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Los ingredientes

- 3/4 kilos de tomates
- 100 gramos de cebolla picada
- 3/4 kilos de sandía en trozos (mejor si es sin semillas)
- 150 gramos de yogur natural
- 2 dientes de ajo prensados
- un chorro de aceite de oliva
- 150 ml de zumo de naranja (mejor si es natural)
- un poco de sal, canela y pimentón
- unas hojitas de albahaca

La preparación

Lavar los tomates y cortar en dados. Calentar un poco de aceite en una sartén antiadherente. Pochar la cebolla picada y los ajos prensados.

Agregar los tomates y el zumo de naranja. Tapar y dejar que se haga a fuego lento durante diez minutos.

Sazonar con sal, canela, pimentón y, si gusta, un poco de nuez moscada, remover, retirar del fuego y dejar enfriar.

Sacar unas treinta bolitas de la sandía con una cuchara y reservar. El resto de la sandía se corta en trozos que se añaden a los tomates.

Echar los tomates con la sandía en un bol y batir con la minipimer hasta obtener una mezcla homogénea. Pasar por un colador muy fino y guardar tapado durante unas tres o cuatro horas en la nevera.

Mezclar las hojitas de albahaca con el yogur. Servir la sopa fría en seis platos y decorar con un poco de yogur y con las bolitas de sandía.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS