RICO Y VISTOSO

Terrina de verduras y queso al horno con salsa de tomate

Esta tarta salada también entra por los ojos. (Foto: A. K.)
Esta tarta salada también entra por los ojos. (Foto: A. K.)
Este pastel salado es una deliciosa manera de comer verduras y además de una forma muy sabrosa. No es nada difícil de preparar. Sólo hay que tener cuidado que quede bien cuajado pero no reseco.
Los ingredientes

- 1 bolsa de 500 gramos de menestra (guisantes, alcachofas, judías, zanahorias, brócoli, acelgas)
- 4 huevos grandes
- 1 caja pequeña de nata líquida (crema de leche)
- 1 trozo pequeño de queso cremoso cortado en dados
- sal y pimienta
- margarina y pan rallado para el molde
- salsa de tomate casera o ya preparada

La preparación

Cocer la verdura al dente, echar en un colador y pasar por el grifo de agua fría para que se quede templado.

Batir los huevos con el cartoncito de nata y salpimentar al gusto.

Forrar un molde rectangular (de los de bizcocho) con papel de aluminio y untarlo bien de margarina, sobre todo por las esquinas. Espolvorear con un poco de pan rallado para que después de cocinar el budin se pueda desmoldar bien.

Mezclar los huevos batidos con la verdura y los dados de queso y echar en el molde.

Colocar el molde en un recipiente más grande y echar agua en el grande hasta la mitad para que el budin se haga "al baño maría".

Meter al horno a 180-200º durante unos 45 minutos. Para saber si está cuajado se introduce una aguja de hacer punto en el centro. Si sale seca, está listo.

Volcar sobre una fuente, quitar el papel de aluminio y servir acompañado de una salsa de tomate caliente.

También se puede tomar en frío, cortado en lonchas gorditas.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS