MUY SENCILLO

Trucha asalmonada con un toque de romero fresco y poco más

Freír la trucha por cada lado durante unos cinco a siete minutos. (Foto: Pixabay)
Freír la trucha por cada lado durante unos cinco a siete minutos. (Foto: Pixabay)
Lo importante es fijarse en que las truchas estén bien frescas. En este caso es mejor prescindir de las típicas rodajas de limón y disfrutar de todo su sabor natural.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Los ingredientes

- 1 trucha asalmonada muy fresca
- 3 ramitas de romero fresco
- sal y pimienta negra
- un poco de aceite para freír
- una cucharada de margarina

La preparación

Pedir al pescadero que quite la cabeza a la trucha y las aletas y que la limpie bien.

Lavar bien la trucha y salpimentar por dentro y por fuera (puede utilizar sal gorda si gusta). Rellenarla con las tres ramitas de romero fresco.

Echar un poco de aceite de oliva en una sartén antiadherente y freír la trucha por cada lado durante unos cinco a siete minutos. Al final, añadir la cucharada de margarina a la sartén. La piel de la trucha debe de quedar bien crujiente.

Retirar las ramitas de romero y servir de inmediato con unas patatas hervidas espolvoreadas con perejil muy picado.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS