HUMEANTE

Una sopa de ajo diferente, con cebolla, huevos y queso rallado

Sopa de ajo servida en los clásicos cuencos de barro. (Foto: WP)
Sopa de ajo servida en los clásicos cuencos de barro. (Foto: WP)
En realidad es una mezcla de sopa de ajo y de sopa de cebolla. Cada comensal tendrá además un huevo escalfado al gusto, con la yema más o menos hecha, y se servirá el queso rallado al gusto.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Los ingredientes

- 4 o 5 dientes de ajo
- 5 cucharadas de aceite de oliva
- 1 cebolla
- 2 o 3 rebanadas de pan duro
- 1 litro de caldo de verdura o de pollo
- 4 huevos
- 3 cucharadas de queso parmesano rallado

La preparación

Calentar el aceite en una olla y sofreír los ajos laminados y la cebolla cortada en aros más bien finos. Retirar en cuanto se doren.

Echar el pan cortado en trozos en el aceite y dorar a fuego lento. Reservar.

Volver a echar el ajo y la cebolla en el aceite y agregar el caldo. Cocer durante unos diez  minutos. 

Cascar los huevos y echar de uno en uno y escalfar al gusto, más o menos hechos. 

Volver a añadir el pan frito y servir muy caliente, espolvoreado con el parmesano rallado.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS