ORIGINAL Y SENCILLA

Una tarta salada con pocas calorías como alternativa a las pizzas

Existen muchos tipos de calabacines. (Foto: Pixabay)
Existen muchos tipos de calabacines. (Foto: Pixabay)
Con calabacín, zanahoria y queso y poco trabajo se prepara un plato ideal para compartir con la familia o los amigos y "pasar" de lo de siempre.
Los ingredientes

- 300 gramos de calabacines
- 1 zanahoria
- 100 gramos de que Emmental o Gouda
- 50 ml de agua
- 30 gramos de harina
- 2 huevos
- 2 pizcas de sal
- un poco de pimienta negra recién molida
- una pizca de nuez moscada
- dos cucharadas de margarina o mantequilla
- 3 cucharadas de pan rallado

La preparación

Pelar, lavar y rallar los calabacines y la zanahoria con un rallador no muy fino.

Mezclar la harina, el agua, los huevos, la sal, la pimienta y la nuez moscada y trabajar estos ingredientes hasta obtener una masa homogénea.

Agregar el queso rallado y mezclar de nuevo bien.

Añadir la verdura y volver a mezclar.

Untar una fuente de tarta con la mantequilla y espolvorear con el pan rallado. Verter la masa en la fuente y meter al horno a unos 180º durante unos 45 minutos.

Se puede tomar en caliente, en frío y acompañado con algún tipo de ensalada de su gusto.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS