Cómo hacer los canelones de la abuela

Canelones de carne cubiertos con bechamel, queso rallado y cocinados al horno. (Foto: Wikimedia)
Canelones de carne cubiertos con bechamel, queso rallado y cocinados al horno. (Foto: Wikimedia)
En este artículo vamos a ver una de las recetas más típicas como son cocinar unos canelones.
Mucha gente recuerda con cariño la comida de su abuela que comían de niños, esto es algo que ha sido una gran suerte para muchos, pero que podemos replicar de una manera muy sencilla.

Vamos a hablar de una receta de canalones con carne que, aunque le pueda faltar el amor de una abuela, se va a acercar mucho y desde luego, va a ser mejor que cualquier cosa que te vendan ya hecha. ¡Vamos con ello!

Ingredientes

Esta es una receta de una dificultad media, vamos a pensar en un plato para 6 personas, por las cantidades. Puedes calcular la cantidad según el número de personas para las que cocinas.
  • 500 gramos de carne picada de cerdo, ternera o mixta.
  • 1 cebolla.
  • 2 dientes de ajo.
  • 125 gramos de paté hígado de cerdo.
  • 200 ml de tomate frito.
  • 30 láminas de pasta para canelones.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • 80 gramos de harina de trigo.
  • 100 gramos de mantequilla.
  • 1 litro de leche.
  • 200 gramos de queso rallado.
Cómo hacer los canelones

Vas a tardar aproximadamente una hora y media en prepararlo todo, por lo que debes tener en cuenta esto, así como los ingredientes de los que te hablamos.

No hay pasos especialmente complicados durante la preparación, por lo que no es necesario que seas un experto cocinero, ni mucho menos, vamos a ver como lo podemos hacer.

Empezamos picando la cebolla y el ajo para ponerlo en la sartén para que se poche, más tarde añadimos la carne picada y lo mantenemos hasta que se dore. En este momento añadimos el paté. Esto lo removemos hasta que se integre y lo retiramos del fuego.

Tenemos, por otro lado, que cocer las láminas de pasta, esto hazlo con abundante agua salada, para evitar que se pegue. Después de 10 minutos las escurrimos con agua fría y las extendemos sobre un paño de cocina.

Ahora tenemos que rellenar los canelones con la carne picada, te recomendamos no poner mucha cantidad para que no tengas problemas en cerrar cada uno, pero sin que se quede escaso.

Es recomendable también cubrir la bandeja del horno con papel de hornear untado con tomate frito, para que todo quede más jugoso.
Preparar la bechamel es otra cosa que tienes que hacer, esto lo vamos a hacer derritiendo la mantequilla y removiendo con harina. Ves añadiendo la leche sin parar de remover, tiene que quedarte cremosa, sin grumos y algo más líquida de la que sería para croquetas.

El último paso es ya poner la bechamel por encima de los canelones, añadir el queso rallado y ponerlo todo a gratinar dentro del horno en la parte alta a máxima temperatura. Déjalo durante unos 15 minutos tratando de esperar hasta que quede todo bien dorado.

Cómo ves, no es una receta muy complicada y hará que los tuyos disfruten de unos buenos canelones donde el “truco” está en el tomate frito y en el paté, que es lo que lo hace jugoso y que tengas ganas de repetir.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS