Descubre la mejor receta de ensaimada mallorquina

Saborea con esta receta de ensaimada mallorquina el sabor de la tradición de los dulces de Mallorca. (Foto: Envato)
Saborea con esta receta de ensaimada mallorquina el sabor de la tradición de los dulces de Mallorca. (Foto: Envato)
Esta masa en espiral, cuyos ingredientes principales son la harina de trigo y la manteca de cerdo, se ha constituido en un símbolo de la identidad mallorquina.
La ensaimada mallorquina es uno de los dulces españoles con mayor fama internacional, en gran medida debido a su sabor delicado y particular, pero también gracias al gran flujo de turistas que pasa por esta isla y ha extendido su fama a Europa y al resto del mundo.

La ensaimada es un dulce de harina de trigo amasado intensamente con grasa y manteca de cerdo, que lleva además azúcar, huevo y agua, y al que se le da forma de espiral.

Breve historia

Los primeros testimonios escritos sobre la existencia de la ensaimada de Mallorca se remontan al siglo XVIII, en el que se menciona su preparación para fiestas y celebraciones, aunque es obvio que se trata de un dulce más antiguo.

Existe una historia que relaciona la ensaimada con la presencia de los sefardíes en la isla, que habrían recibido a Jaume I el Conquistador en 1229, ofreciéndole este maravilloso dulce.

Lo que hace un poco cuestionable esta leyenda es precisamente el papel fundamental que juegan la grasa y la manteca de cerdo en su preparación, lo que serviría además para descartar el posible origen árabe, que también se le ha atribuido.

En Madrid la ensaimada se popularizó gracias a la pastelería La Mallorquina, fundada en 1894 en la Puerta del Sol, y el contacto del turismo internacional con este dulce ha hecho el resto. 

Desde 2003 la ensaimada mallorquina en sus dos formas tradicionales posee la figura de Identificación Geográfica Protegida.

Preparación

La preparación de una ensaimada tradicional mallorquina lleva los siguientes ingredientes; 400 gramos de harina de trigo, 15 gramos de levadura, manteca de cerdo, 1 huevo, agua, 120 gramos de azúcar normal, azúcar glas para espolvorear y una pizca de sal.

En agua tibia se disuelve la levadura y en otro bol se coloca la harina, a la que se va agregando el agua, el huevo previamente batido, el azúcar normal y la sal. Se amasa durante quince minutos y luego se deja reposar durante una hora como mínimo en un bol previamente engrasado con aceite de oliva.

Se amasa de nuevo para sacar el aire y luego se divide en varias partes. Con un rodillo se extiende cada parte al máximo y se unta más que generosamente con manteca de cerdo. La masa se enrolla como un rulo y luego se le da forma de espiral en bandejas para hornear. 

Se guardan las bandejas en el horno durante una noche, preferiblemente, para que la masa fermente, y luego se hornean a 200 °C durante quince minutos. Al enfriarse se espolvorean con azúcar glas.

Tipos de ensaimada

Existen dos maneras de elaborar las ensaimadas que están reconocidas e incluidas en la Identificación Geográfica Protegida: la ensaimada mallorquina “lisa”, que es aquella cuya preparación acabamos de describir; y la ensaimada de Mallorca de “cabello de ángel” (el dulce de pulpa de calabaza).

Además de estas dos preparaciones existen ensaimadas mallorquinas rellenas de crema, nata y chocolate, entre otros rellenos.

Estas variaciones de ensaimada pueden encontrarse en la isla, así como otras preparaciones que, sin embargo, no están cubiertas por la Identificación Geográfica Protegida.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS